Falso me gusta

Los falsos “me gusta”, los followers y otras grandes mentiras

¿Te gusta? compártelo :)Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+41Share on LinkedIn50Email this to someone

Simplemente aplicando el sentido común, sin conocer las grandes manipulaciones que se realizan con estos números, es fácil saber que el número de “me gusta”, el número de followers en Twitter o los +1 de Google+, no son un indicador válido de la aceptación de algo en las redes sociales. El problema está en que estas grandes mentiras del mundo 2.0 no se quedan aquí, pues parecen estar empeñados en hacernos creer que estos indicadores del mundo 2.0 son un reflejo fiel de la realidad del mundo 1.0.

Escribo este artículo para contarte algunas de las muchas trampas que se están realizando para conseguir tener más “me gustas”, más followers, más tweets, etc. Y porque cada vez observo con más frecuencia que en la prensa, por error o por tener algo más de lo que escribir, utilizan estos indicadores para realizar valoraciones.

"SUSCRÍBETE A BLOGLANDERS"
Mantenerte informado de nuestras publicaciones

Formas de adulterar los indicadores sociales

A continuación te muestro algunas de las muchas formas que hay de adulterar los indicadores de las redes sociales. Pero insisto, hay muchas más…

Empresa recomendada por Bloglanders

Se pueden comprar falsos “me gusta” de Facebook, los followers de Twitter y todo aquello por lo que se está dispuesto a pagar

Falsos me gustaEmpiezo con el más cutre posible de los engaños, comprar los “me gusta”. Existen multitud de webs en Internet donde, por un precio que suele ir desde los 500 seguidores por 50€ a los 50.000 por unos 1.000€, se puede conseguir una legión de seguidores fantasma.

¿Seguidores fantasmas? Sí fantasmas, una vez realizado el pago, verás que en unos días, tienes 5.000 (por poner un número) nuevos seguidores de tu FanPage. Pero, y aquí viene lo bueno, estos seguidores pueden ser todos de Alemania, o de Grecia o de cualquier otro país. Y, por supuesto, nunca leerán lo que publiques, ni lo comentaran. El impacto real es que en vez de tener 50 “me gusta” tendrás 5.050 “me gusta”, nada más.

Pero pensarás “seguro que Google me valora mejor y me posiciona mejor por tener tantos seguidores” pues no, Google no es tonto, Google termina detectando que tus “me gusta” son de dudosa procedencia y no los tiene en consideración para tu posicionamiento de forma positiva, todo lo contrario, considera que le estás intentando engañar y que tu sitio no merece la pena y te empieza a marginar.

Si alguna vez estás tentado de hacerlo, mi consejo es que te ahorres el dinero y recuerdes que existen mejores formas de obtener mejores resultados en el mundo 2.0.

Por si te tienes dudas, te doy dos datos más:

–          Es una práctica penada por Facebook, podría cerrar tu página.

–          Se dan multitud de casos de fraudes, en los que tú pagas y no recibes ningún “me gusta”, siendo imposible recuperar el dinero.

Por supuesto, esto es extensible a todos, los +1, a los seguidores de Google+, a los seguidores en Twitter, etc.

El “no va más” de lo cutre es que también se pueden comprar amigos. ¿Por qué se sigue presumiendo de amigos en Facebook una vez cumplidos los 20 años?

Te sigo y me sigues

Te sigo y me sigues en TwitterEs un comportamiento muy humano en las redes sociales, el querer conseguir seguidores. Los  usuarios noveles de las redes sociales sienten la necesidad de tener amigos en Facebook, seguidores en Twitter, etc. Por ello, es muy normal la práctica de seguir a quien te sigue.

Para muchos es una regla de cortesía, mientras que para otros es un agradecimiento por seguirte.

Por ejemplo, en Twitter, es muy fácil y rápido conseguir seguidores con este método. Existen herramientas que te permiten seleccionar a un grupo de usuarios de Twitter, según los criterios que establezcas y comenzar a seguirlos masivamente.

Estos criterios pueden ir desde su número de seguidores, el número de personas a las que siguen, país, idioma, etc.

Esto es usado con frecuencia para conseguir seguidores, pues un porcentaje muy elevado de estos nuevos “amigos” te comenzarán a seguir en pocos días.

Pasados  unos días, con estas mismas aplicaciones, seleccionan fácilmente a los seguidos que no les corresponden y los dejan de seguir. Y a empezar de nuevo…

En la cuenta de Bloglanders, no encontramos muchas veces con seguidores de este tipo. Cuando veo que tengo un nuevo seguidores con 26.753 seguidos y 26.518 seguidores, por ejemplo, sé que en pocos días dejara de seguirme. Y de estos tenemos más o menos 2 a la semana.

Mirad este caso, ¿buenísimo verdad?  Pues es real.

Falsos Seguidores

Y creedme, no eran los 3 mejores tweets de la historia.

El problema es doble:

–          Estos seguidores no tienen el más mínimo interés por lo que tú escribes y sólo son un número.

–          Twitter se “ensucia” con tweets de cientos de personas que tampoco te interesa. Es decir, mejor seguir 20 cuentas interesantes que mil sin ningún interés, que no te pondrán nada fácil encontrar en tu Twitter nada interesante.

Créeme, hay mejores trucos para conseguir seguidores en Twitter.

Robots Sociales

Se conoce de la existencia de robots sociales, que no son más que ordenadores con perfiles falsos en las redes sociales que realizan las acciones para las que están programados. Por ejemplo, puede poner a esos robots a seguir a una persona en su cuenta twitter, y a retwitear todo lo que esa persona publique. Con ello, se consiguen grandes números en las redes sociales.

Pues bien, estos servicios existen, y es más, se venden. De hecho está bajo sospecha que la candidatura de Mitt Romney hubiera podido usar estas técnicas durante la campaña. Adjunto links de artículos sobre este tema, por si hay dudas de lo que os comento:

Statistical Probability That Mitt Romney’s New Twitter Followers Are Just Normal Users: 0%

On Twitter, a curious spike for Romney

De este último he obtenido este gráfico, concluyente ¿no?

Evolucion de los seguidores de romney en twitter

Conclusión

El otro día escuché, en una conversación entre dos chicas muy jóvenes de mi trabajo, la siguiente frase: “fíjate si será guay mi amiga que tiene 900 amigos en Facebook”. Creí que me iban a empezar a sangrar los oídos después de escuchar esto…

Pues eso es lo que te quiero decir con este artículo, aunque dejáramos al margen que estos indicadores sociales son muy manipulables, el dar credibilidad a ésto es tan absurdo como pensar que alguien es mejor persona por tener más amigos en Facebook.

Llevado ésto a las FanPages, os doy otro dato: Nike tiene a fecha de hoy 19/11/2012, 11 millones de seguidores en Facebook, Adidas tiene 9,7 millones y Converse, una empresa mucho menor, 33,5 millones. ¿Significa esto que Converse vende más que Nike y Adidas juntos? Pues no, Nike es el dueño de Converse, y factura bajo la marca Nike más de 40 veces que bajo la marca Converse…

Por eso, cuando leo cualquier extrapolación de lo que ocurre en los medios sociales a la realidad del mundo 1.0, pienso que no es más que el afán de la prensa por generar noticias, aunque ni ellos mismos le dén credibilidad. Os ilustro el artículo con uno de los cientos de ejemplos que podemos encontrar en Internet.

Track Obama/Romney sentiment live on Twitter’s political index

Un dato simple: Durante las elecciones a  Presidente de los EEUU, en Twitter, las diferencias de seguidores fueron, desde los más de 23 millones de seguidores con los que contaba Obama, a los 1.7 millones con los que contaba Romney. Sin embargo, en votos se repartieron casi al 50%. ¿Necesitáis más pruebas de para qué sirven los indicadores sociales?

Con esto no digo que las campañas en las redes sociales no sean efectivas, ni mucho menos, sólo critico la interpretación que de los resultados se hacen en muchas ocasiones.

¿Te gusta? compártelo :)Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+41Share on LinkedIn50Email this to someone
Cesar Rodriguez
Soy César Rodríguez, informático y bloguero, he dedicado gran parte de mi vida a la creación de portales webs para empresas. César Rodríguez
Cesar Rodriguez

@bloglanders

100% interesados en el mundo 2.0. Ciencia, tecnología, sociedad. Y esperando expectante la versión 3.0 (o al menos una 2.X)…
No llego a fin de mes. ¿Realmente me puede ayudar un blog?: En España tenemos en este momento un... https://t.co/GjPRLhLQ0t vía @c2cero - 7 meses ago
Cesar Rodriguez
Cesar Rodriguez
Cesar Rodriguez

Latest posts by Cesar Rodriguez (see all)

,

10 Comentarios a Los falsos “me gusta”, los followers y otras grandes mentiras

  1. claualfa4 22 junio, 2015 at 14:14 #

    Hola amigo, en mi caso, yo me acuerdo que me había unido a 2 o 3 comunidades de intercambio de +1 de google+. Pero un tiempo después decidí dejarlos a todos porque, de alguna manera, es una falta de moral que hagan +1 a mi blog personas que ni les interesa el tema y viceversa. Habrá afectado negativamente la perspectiva de mi blog respecto a los motores de busquedas?

  2. joan | mlm 15 octubre, 2013 at 2:38 #

    Hola de nuevo Cesar! ;- P

    Yo tengo mi cuenta @jr_blan con unos 13000 seguidores y sigo a unos 14000 y pico…

    te puedo decir que mi ratio de tuits diarios es alto llevo mas de 30.000 tuits… eso si para manejar mi TL me vuelvo loco… lo que hago es manejarme con listas de correo y con palabras clave…

    el problema que he tenido es que siempre que he encontrado una cuenta de twitter que ha puesto un buen tuit lo he seguido (a parte de retuitear el tuit y ponerlo en favoritos)…

    yo sigo a la gente que me aporta algo interesante… pero cuando twitter me dice que ya no puedo seguir a mas gente… tengo que hacer limpieza y a veces no dejo de seguir a los que no me siguen.. la mayoría de veces dejo de seguir a cuentas poco activas o que tuitean muy poco… Con el consiguiente unfollow, pero yo feliz.

    • Cesar Rodriguez 15 octubre, 2013 at 17:18 #

      Hola Joan:
      El problema de seguir a tanta gente es que no puedes leer todo lo que publican y al final no sigues a nadie.
      Saludos César.

  3. Natan Valencia 14 febrero, 2013 at 12:22 #

    Hay gente que ya se ha dado cuenta de que lo que realmente se lee son las listas.

    Yo para mi cuenta @UnSobreDeAzucar utilizo la táctica de seguir a los seguidores de las grandes cuentas de citas célebres, pues son quienes me leerán esta cuenta, los que quieren responder me siguen, y recibo mucho feedback de estos. Si encuentro cuentas interesantes las meto en mi lista “citas” y al cabo de poco limpio mi lista de “seguidos” y vuelvo a empezar.

    Así he podido aumentar mi número de seguidores interesados, pero por supuesto, si no publicas un contenido de calidad, no sirve de nada lo que hagas.

    Buen blog, te meto en mis RSS
    saludos!!

  4. Borja - Anuncios TV 14 diciembre, 2012 at 10:15 #

    Gran post. Te hace darte cuenta que con pocos seguidores puede estar uno satisfecho si son buenos seguidores :)

  5. Jorge Haldon Contreras 22 noviembre, 2012 at 9:43 #

    Totalmente de acuerdo. Existe una cierta obsesión por ganar followers que muchas veces te llega ya por parte del cliente, el cual sigue la lógica de rápido incremento de followers, llega a más gente mi mensaje, aumentan ventas.

    El intento de follow back en Twitter es de un cansino…

  6. Carlos J. Soler 21 noviembre, 2012 at 0:29 #

    Un post muy interesante. De ahí la importancia del “marketing de contenidos”: si no entregas calidad en tus informaciones, tampoco recibirás calidad a cambio, en el sentido más amplio de la palabra. En concreto, en el último punto que tocas, posiblemente la enorme diferencia de seguidores entre Obama y Romney se deba precisamente al éxito que cosechó la anterior campaña del presidente, un buen ejemplo del mejor “marketing político”: personal branding, medios sociales, timing, discurso…sin quitarle mérito al indudable carisma del señor Obama. Además, él ya era presidente de los Estados Unidos y es de suponer que gran número de esos seguidores procederán de otros países (la “Obamanía” todavía perdura en Europa mientras que en EE.UU se ha apagado en gran medida). ¿No crees?
    Un saludo.

Deja un comentario

Aviso legal: Bloglanders publica sus contenidos bajo licencia Creative Commons y cumple con la legislación vigente.